La relación entre iglesia y la política en la época tardocolonial y revolucionaria de 1810

Foto CV 2015
Lic. Sergio Eschler 

En la sección de Historia, nuestro especialista el Lic. Sergio Eschler, nos acerca un profundo estudio sobre los cambios históricos sociales entre la colonia y lo que serían las naciones americanas luego de principios de 1800. En este caso la Iglesia, o como bien dice Sergio las iglesias de Sud América, que se acoplaron al proceso revolucionario para interpretar y protagonizar el mismo, al mismo tiempo que limitarlos y contenerlos de desbordes radicalizados.

Aquí abajo tenemos un resumen y en el link el  texto completo del ensayo

La crisis de legitimidad de estos modelos basado en la divinidad, , van a la concepción de una nueva manera de entender la autoridad, construyendo un nuevo pacto social en donde el pueblo es el soberano. Esto sirvió para comenzar a cuestionar temas como la representatividad y legitimidad monárquica y las desigualdades entre la metrópoli española y sus colonias americanas.

Las lógicas ideológicas y los mecanismos de dominación monárquica nos  permiten identificar rol de la Iglesia como actor fundamental del antiguo régimen. El abordaje de este tema consentiría marcar continuidades y permanencias del clero antes y después de la Revolución de Mayo. Entendiendo al proceso revolucionario como un prisma para analizar el comportamiento de los diferentes actores, en este caso la Iglesia y su especificidad en la época tardocolonial. Teniendo en cuenta los grupos religiosos y sus posiciones como  actores sociales fueron muy variados, dando una idea de heterogeneidad hacia adentro de la institución, mas que una idea monolítica y uniforme, podríamos entender que existieron “iglesias” en plural en el Rio de la Plata tardocolonial y durante los periodos revolucionarios

La iglesia y sus disputas internas.

En un recorrido toponímico, por las ciudades más importantes del virreinato, el autor Roberto Di Stefano recorre las diferentes jurisdicciones eclesiásticas y buscando identificar el compartimiento del clero a partir de la  Reformas Borbónicas en el  `época tardo colonial. En su estudio marca que el impacto del proceso reformista fue heterogéneo y que permitió una ambivalencia en las instituciones clericales.  El primer efecto que reconoce fue las tensiones producidas por diferentes actores sociales de la iglesia: obispos, cabildos y párrocos, entre regulares y clérigos, entre autoridades civiles y religiosas, entre curas y feligreses. Estas tensiones están marcadas por dos variables que considera fundamentales: la densidad institucional y el cambio de predominio y los intereses económicos de cada actor en las distintas regiones.

En este marco de tensiones, expone el autor, que la principal alteración del cuerpo eclesiástico fue la participación, graduablemente más intensa, del clero secular. La ganancia del espacio de este sector, es por la constante desacreditación al clero regular, cuestionado y desacreditado. Esta faceta del impacto borbónico es fundamental para el autor porque permite la conformación de un clero secular local, por donde se comenzarán a filtrar algunas ideas “herejes” a la tradición escolástica cristiana

Teniendo en cuento lo expuesto mas arriba; Roberto Di Stefano, llega  a la conclusión que el clero secular, sobre todo, jugo un doble papel en la época tardo colonial. Por un lado, con el apoyo al Revolución se garantizaba la independencia eclesiástica, algo que profundizaría su poder territorial; por otro realizar un dique de contención para que el espíritu revolucionario no se desborde y caiga en la degradación de las costumbres. La pluralidad y la amplitud de estos objetivos, sacralizando con argumentos bíblicos las disputas, tiene como particularidad poner a la iglesia en la centralidad de la dinámica revolucionaria, evidenciando no solo alteraciones en su organización, sino también participando activamente de los avatares epocales con palabras, consagrando la lucha y sobre todo fomentando el localismo, una buena punta para entender la idea de nación de la época.

stained-glass-1535648__340

Capítulo IIDominación  Suave y dulce

Para identificar y explicar los cambios y permanencias en el plano de una de las tesis más importantes de la dominación monárquica en la colonia, la dominación suave y dulce, vamos a centrar nuestro estudio en dos escenarios que evidencia algunos cambios y permanencias: el ceremonial y los votos del Cabildo Abierto del 22 de Mayo de 1810.

El autor Jaime Peire, considera al espacio ceremonial como un ámbito de legitimación de las autoridades metropolitanas. En estos espacio se refleja la armonía social, en donde se homenajea la semejanza del Monarca con Jesucristo celebrando la unión plena de lo sociedad mediante la religiosidad, en algún momento el monarca era considerado el padre civilizador que venia a salvar a nuestro “indios” del pecado. Esta función de vice Dios, lo ponía en la centralidad del espacio público, lugar que va a ir perdiendo hacia 1810. Expone que estas transformaciones o alteraciones del espacio público se materializaron en la sociabilidad, entendida esta como el conjunto de prácticas sociales y culturales. En ese contexto europeo, la modificación de la sociabilidad se produce por un retroceso del poder eclesiástico en las prácticas sociales,

La tesis de que desarrollo la tradición escolástica en la colonia americana consistía en varios principios. Por un lado el reconocimiento de una autoridad legítima, donde la iglesia era fundamental para asegurar esa legitimidad, y también pacifica;  por otro  el establecimiento de despotismo político mediante una dominación dulce y suave. Como mencionamos anteriormente el espacio ceremonial era el escenario para consolidar el principio de dominación dulce y suave. La fuerte militarización local, que se produjo a principios del siglo XIX, tuvo como correlato que ese sector ocupara la centralidad del espacio, corriendo un segundo plano las modalidades eclesiásticas. Para el autor, la introducción y  participación de nuevos actores sociales en los espacios públicos introdujo una fuerte impronta de aparecías y nuevas subjetividades que van desdibujando la obediencia activa en el ceremonial hacia la dominación monárquica

Cabildo Abierto: ¿pluralidad de tendencias?

En el acta del Cabildo Abierto del 22 de Mayo de 1810 expone algunas cuestiones muy interesantes con respecto al método de votación y las tendencias que se marcaron. El primer voto fue del obispo, que señaló la continuidad del Virrey, pero este voto no marcó una tendencia, sino por el contario. El que impuso una tendencia profunda y amplia fue el voto de Pascual Ruiz Huidobro el cual señalaba: “.. Que debía cesar la autoridad del excelentísimo señor virrey y reasumirla el excelentísimo Cabildo como representante del pueblo para ejercerla como ínterin forme un gobierno dependiente de la legitima representación que haya en la península de la soberanía de nuestro augusto y amado monarca…” Luego de esta exposición sale al cruce el señor Manuel José de Reyes diciendo que no hay necesidad de sustituir la autoridad del monarca, pero deja abierto que el tema se resuelva por el cabildo. La tendencia definitiva la impuso el voto de Cornelio Saavedra, que a diferencia de Ruiz Huidobro, impone la formación de una junta con legitimidad popular.

images

La heterogeneidad de los votos, me refiero al enunciado y no a los números finales de la elección, demuestran una gran pluralidad de posturas, ya que la mayoría de los que votan contra la sustitución del monarca termina su manifestación diciendo que en definitiva decida la mayoría del cabildo. También se evidencia, los que están a favor de sustituir a Fernando VII, en la mayoría de los casos terminan citando la figura del procurador del Cabildo que es una figura real. Considero que esta complejidad y diversidad en la votación es un correlato de lo que explica José Andrés Gallego en su estudio de la pluralidad de referencias  políticas. En este trabajo su tesis es que los precursores de la independencia parecen recurrir indistintamente a una y otra tradición, desde la escolástica y al liberalismo anglo-francés.

El espacio ceremonial y la votación del cabildo son expresiones, junto con las bibliotecas de algunos ciudadanos, de las pluralidades de convicciones que convergían en el Rio de la Plata y que afectó a la iglesia en sus estructuras institucionales, evidenciando que las pulsiones ideológicas de la ilustración fueron erosionando muy gradualmente las bases del poder monárquico, no solo en la sociedad, sino que también en algunos actores de la iglesia las “sedimentaciones ideológicas” hicieron abrir caminos interpretativos diferentes.

Capítulo III: El reflejo del un espejo

La ideología que emanaba del estado con respecto a la función de la religión se encontraba basada en las disputas de los espacios de poder, donde se veían reflejados los conflictos de la sociedad colonial. El estado, ejercía el control directo de manera represiva, lo cual sembraría el germen de una revolución, para evitar estos acontecimientos, delegaba legitimidad en la religión que ejercía la dominación de manera indirecta, mediante una dominación “suave” y “feliz”, que era percibida como algo natural, y que regulaba por medio de la ética, basada en valores que reprimían las pasiones que eran consideradas  pecado.

La originalidad hispanoamericana no reside en la estrecha relación entre la política y las creencias, sino en el apego de las revolucionarios a la referencia católica, incluso bajo forma mestizas que no dudaba en adoptar a los andesLos autores exponen la siguiente tesis:

“Los cabecillas de la insurrección no pertenecen a la iglesia, pero ésta dio forma a los modelos de interpretación y de expresión. La Iglesia proporcionó a los combatientes la interpretación de lo que estaban viviendo, es la que le enseña las palabras y las imágenes que utilizaban para hablar de esos hechos, la que favorece la expresión de las supervivencias religiosas indígenas que sitúa en un contexto cristiano, sin fijarse en detalles. Así las tropas indias, mestizas y criollas se encuentran unidas por una misma interpretación de origen clerical: su lucha esta protegida por Dios, deseada por la Providencia; la causa sagrada, y por eso triunfará a pesar de todos los contratiempos. Los hombres combaten por ella se ofrecen en sacrificio.” (Demélas-Bohy: 1995: 12).

Bajo el modelo de liberación de tipo bíblico (morir por la patria), el aporte de la Iglesia en las insurrecciones que relatan los autores en el Alto Perú, fue fundamental para construir una legitimidad de las luchas desde la palabra, expresiones e imágenes, con un ideal tenaz.

Los textos de Xavier Guerra y de Tulio Halperin Donghi  marcan una tendencia convergente y no lineal del proceso de transformaciones políticas y sociales que llevan adelante los procesos revolucionarios. Es decir que, en términos marxistas, señala que no hubo una dialéctica de modo lineal, sino es un proceso donde se mezclan las ideas en los colectivos sociales, que como demuestra desde la hermenéutica de las bibliotecas tardocoloniales analizadas por Jaime Peire, convivían en las misma, textos de legitimidad monárquicas con algunos sobre las nuevas ideas de autores franceses.

descarga (1)