Los desplazados del pueblo TRIQUI (Mex) – a 500 años: Violencia, Lucha y Resistencia

Lorena Mariela Martínez es una indígena originaria del pueblo TRIQUI, habitan al noroeste del Estado de Oaxaca, México, una isla cultural en medio del vasto territorio mixteco, los encontramos haciendo un “acampe” en el zócalo de la capital y nos cuenta pormenores de la expulsión violenta de sus tierras de Origen en San Juan Copala, siendo víctimas del paramilitarismo, la pobreza, la insalubridad, la desnutrición y la falta de vivienda, esperan hace 8 años que el gobierno Mexicano disponga la reubicación definitiva para que puedan continuar con sus vida.

“El pueblo Triqui de San Juan Copala vive desde hace medio siglo una situación de violencia endémica y extrema pobreza, causada por una combinación compleja de factores históricos y políticos. En consecuencia, casi la mitad de la población ha sido desplazada de su territorio originario, y hoy en día vive dispersa en distintos lugares de Oaxaca, de la Ciudad de México y Baja California, así como Estados Unidos”, indica el informe de Rodolfo Stavenhagen, relator especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas[1]

El pueblo triqui se ha caracterizado por su trayectoria histórica de movilización por la defensa de sus derechos y de sus identidades de resistencia contra el dominio racista y de explotación.

“San Juan Copala es el centro ceremonial de la etnia Triqui; todos los lunes, sus miembros acuden desde los alrededores principalmente para comerciar. Ese centro perdió el estatus de municipio en 1948, cuando se dividió y se anexó al territorio del municipio de Santiago Juxtlahuaca, entre violencia y conflictos armados por las tierras de esa zona. Las pugnas con terratenientes y las luchas internas entre comunidades hicieron que los Triquis se agruparan en distintas asociaciones, el Club en los años setenta, el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) en 1981 y la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) en 1994, todos con demandas similares: reconocimiento de su territorio y la atención de los gobiernos hacia sus poblaciones”. https://m.aristeguinoticias.com/1205/mexico/permitio-gobierno-de-oaxaca-ataque-a-caravana-humanitaria-en-2010/

Nuestros enviados a la República Mexicana obtuvieron esta nota exclusiva para Palabras al Borde.


LM – Mi nombre es Lorena Mariela Martínez, tengo treinta y cinco años, originaria de San Juan Copala Oaxaca, México. Se encuentra de aquí a seis horas, llega al municipio, y en media hora se encuentran con treinta y dos comunidades de la región Triqui, porque la comunidad Copala encabeza estas comunidades.

PaB – Decías que hay varias comunidades Triqui, ¿qué postura tomaron las otras comunidades cuando se produjo el desalojo de sus tierras?

LM – Mire, las veinticinco comunidades de la región Triqui forman parte del grupo armado que pertenece al partido político llamado Mult, más otras siete comunidades que simpatizaba con el municipio autónomo en 2010 y que fueron los que intervinieron en ese entonces pero, la verdad, no pudieron hacer mucho más por nosotros porque no estaba en sus manos, porque la autoridad es el gobierno Federal y Estatal que nunca hicieron nada y así se produjo el desalojo forzado en el 2010. Así, se hizo más fuerte el problema, porque estuvieron los grupos armados días y noches rodeándonos, donde nos tiraban balas y no podíamos salir. Tantito juntamos lumbre para cocinar para nuestros hijos, ellos nos tiraban balas en las cocinas y ni ir a conseguir alimento para nuestros hijos, ni ir al molino, nos tiraban balas, sean niños, señoras de la tercera edad, sea quien sea, los que salían de las casas, ellos tiraban balas. Nosotros teníamos resistiendo más de diez meses adentro de las casas, encerradas, porque no podíamos salir, entonces nosotros resistimos. Solamente tomar agua de la lluvia para revivir, porque no teníamos agua y no teníamos modo de traerla, esto fue el 27 de abril de 2010, iba entrando una caravana humanitaria que iba llevando víveres, alimentos, medicinas, ropas para los que estábamos allí en la comunidad Triqui…

PaB – ¿Quién enviaba esa caravana?

LM.- Los solidarios, ellos se enteraron que nosotros estábamos rodeados por el grupo armado y no podíamos salir para traer alimentos para nuestros hijos, pues unos activistas empezaron a juntar víveres para llevar a la comunidad de San Juan Copala, los partidos Mult se enteraron que la caravana iba entrando y a media hora (de San Juan Copala), la caravana fue atacada. Allí perdió la vida Bety Cariño y un finlandés Jyri Jaakkola, también otros activistas fueron secuestrados, heridos. A una semana fueron rescatados algunos activistas desaparecidos en ese entonces. Nosotros, ya no teníamos forma de salir para buscar alimentos porque todos los víveres que la caravana traía fueron robados por partidos políticos, entonces nosotros buscamos la forma para sobrevivir con nuestros hijos. Para traer alimentos teníamos que salir de a escondidas por la veredas, un grupo de mujeres pudieron salir, de regreso fueron atacadas, una compañera de tercera edad fue violada, le cortaron el cabello, la desnudaron, la dejaron muy maltratada. Otra señora también fue herida en su espalda, fue en ese entonces que nosotros no pudimos resistir. Estuvimos haciéndolo más de diez meses pero… no se te olvida… no se te olvida… porque lo viviste en carne propia… no es fácil olvidar…

Vienes aquí, (solloza) a exigir a este gobierno, de lo que pasó allá en Copala, este gobierno no ha hecho nada, no ha resuelto nada…

funeral teresa

PaB.- El gobierno Federal ¿tampoco intervino? ¿No ofreció ser mediador entre las partes tratando de llegar a un acuerdo?

LM – No.

PaB.- Lorena, cuando relatás esos sucesos mencionás la presencia de las mujeres, sé de tu esposo y su final pero ¿qué pasó con el resto de los varones de la comunidad de ustedes?

LM.- Primero fue asesinado mi esposo, me quedé con un niño de dos años y una bebé recién nacida, tenía una semana. Quedé viuda, perdí a mi familia, estuvimos resistiendo y ya después empezó el grupo Mult a atacar a nuestros compañeros varones porque pensaron acabar con nuestros compañeros y así apoderarse de nuestra comunidad, pero fue que también hubo entrevista de contralínea que pudo entrar, buscó la forma de entrar para entrevistar a pesar de que no había forma de entrar a la comunidad pero entraron y pudieron entrevistar a unos compañeros que estaban con nosotros. Ellos vieron con sus propios ojos cómo nos encontrábamos, sin alimentos, con los techos y paredes de las casas baleadas, estuvo muy fuerte en 2010. Cuando aquellas mujeres pudieron salir en busca de alimentos, no sólo fueron violadas y maltratadas, también les robaron los alimentos que habían conseguido…

PaB – Ante esos hechos, ni la polícía, ni el ministerio público, ¿nadie tomó cartas en el asunto?

LM – Nadie… nadie, porque antes del desplazamiento forzado, salió un grupo de diez mujeres a exigir al gobierno del Estado en ese 2010, pero no intervino ni siquiera Derechos Humanos, ni gobierno Federal, ni el gobierno Estatal, porque el gobierno estatal en ese momento estaba a cargo de Ulises Ruiz, partido PRI, pero no intervino, salió con el partido político para acabar con la autonomía de San Juan Copala, donde hubo un desplazamiento de más de cuatrocientos habitantes de la comunidad Triqui, donde la gente que se encontraba en sus casas tenía abandonarlas, porque de no hacerlo los iban a quemar vivos, esa era la amenaza que recibíamos en ese tiempo porque el grupo MULT entraban en la presidencia municipal. Ya apoderado de la presidencia dispuso entrar casa por casa revisando si había alguien …

PaB – ¿Desde cuándo ustedes estaban asentados en esas tierras, cuántos años?

LM – Es mucho, ahí nacieron nuestras abuelitas, mamás, papás, nosotros nacimos, crecimos, todas las familias convivíamos ahí, era nuestra vida, nuestro lugar de origen, nuestra tierra natal. Ahí era todo para nosotros, pero lo tuvimos que dejar sin querer… porque el gobierno no intervino en ese entonces y ninguno de los gobiernos…

PaB – Y ¿en qué fecha ocurrió efectivamente el desplazamiento, en qué fecha tuviste que tomar tus cosas y retirarte de tu domicilio?

LM – Mire, yo me salí con mi abuelita una semana antes del desplazamiento. Mi abuelita fue herida de bala, yo tuve que hacer todo lo posible para sacarla porque no contaba con atención médica porque no había servicio, entonces tuve tres compañeras heridas de bala y tenía quince días que no recibían atención médica y estaban con mucho dolor, entonces nosotros hicimos todo lo posible para sacarlas para que tengan atención médica y fue ahí que me salí con mi abuelita, pero sin mis hijos. Yo me salí con mi huipil y nada más. Mis hijos se quedaron adentro con mi mamá, y después, cuando yo me enteré, el 20 de septiembre de 2010, ya la comunidad estaba vacía, porque ya no pudieron resistir más. Entonces fue el desplazamiento de la comunidad de Copala donde el gobierno nunca intervino, nunca hicieron nada, por eso mismo es que ahora seguimos manifestando, exigiendo a este gobierno porque nuestra idea en el 2012 era regresar, recuperar nuestras tierras, casas porque todo lo dejamos, nuestros animales, nuestras cosas, que fueron saqueadas, robadas, y nuestros animales también, en ese entonces nosotros perdimos nuestra forma de vivir…

PaB – Las cuatrocientas familias después se concentraron ¿en qué lugares?

LM – Mire, algunos se fueron a refugiar a diferentes partes porque no podíamos salir todos juntos, porque la verdad en ese entonces estaba muy fuerte el problema, que aún salían nuestros compañeros aquí en Oaxaca, o en otras partes de la región mixteca ellos han sido perseguidos por grupos armados, entonces los hombres no podían venir a protestar ni estar aquí con nosotros porque si los compañeros varones venían a estar aquí con nosotros lo que hace el gobierno es fabricar órdenes de aprensión en contra de ellos, entonces no es solamente eso, han sido perseguidos, amenazados de muerte, por eso ellos, no pueden estar con nosotros en la protesta porque el gobierno busca todas las formas para hacer, porque cuando nosotros los estamos denunciando somos un peligro para ellos.

PaB – En algún momento el gobierno les ofreció un arreglo, ¿contanos qué les ofreció y qué cumplió?

LM – Mire, en 2012 nosotros siempre tuvimos la idea de regresar a nuestra comunidad y queríamos que el gobierno nos garantizara nuestra seguridad para hacerlo, pero el gobierno no hizo nada. Su propuesta siempre ha sido la reubicación, las señoras no aceptaban. Hubo un desalojo acá en el corredor del Palacio (Palacio de Gobierno de Oaxaca) por el gobierno Estatal, donde ellos nos vuelven a quitar todo, las cobijas, ropa, despensa, todo lo que teníamos y volvimos a perder nuevamente, pero aún resistimos. En el 2013 llegamos a un acuerdo con el gobierno anterior, el de Gabino Monteagudo donde, supuestamente, nos iban a reubicar acá en Oaxaca. Para ellos siempre ha sido la reubicación, les ha sido fácil pero ahorita ya vamos a cumplir seis años con ese tema y hasta la fecha no hay avance, no hay seguimiento respecto de la reubicación ni en qué parte, dónde, en qué fecha se hará entrega del terreno, nada. Ahorita tenemos la falsa esperanza de ser reubicados acá en Oaxaca, fuimos engañados por parte del gobierno con eso de la reubicación y es por eso que ahorita estamos aquí, vamos a cumplir veinte días de protesta y el gobierno no ha tenido ningún acercamiento con nosotros, a pesar de que hemos ido a Ciudad Administrativa porque el secretario general de gobierno, el licenciado Héctor Anuar Mafud, secretario del gobernador Alejandro Murat es el responsable de este tema pero ni siquiera me ha dado una respuesta, me dice que no es autoridad para resolver este problema. El último día me estuvo bloqueando las llamadas, no me contestaba ni mensajes ni llamadas, ¡ya, no! porque sabían perfectamente que era una falsa reubicación.

protesta1

PaB – Y ¿han pedido audiencia con el presidente electo? ¿Tienen buenas expectativas con el nuevo presidente?

LM – Bueno, de hecho con este presidente, Andrés Manuel López Obrador tenemos esperanzas, ya solicitamos una reunión con él y ahora vamos a volver ya que tomó posesión; vamos a ir una comisión y con él sí tenemos esperanza, pero con este gobierno no hay esperanza a pesar de que ese tema de desplazamiento 2010 está reconocido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pero la Comisión no ha hecho nada porque este gobierno de Alejandro Murat ha informado todo mal a la comisión y por eso no han intervenido, pero también exigimos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que intervenga, también a la ONU, porque ya es mucho nueve años y no es justo que sigamos más tiempo en la calle con nuestros hijos, que tienen la necesidad de tener un lugar digno para vivir y para que vuelvan a estudiar.

PaB – Cuando decís que el gobierno le informa mal a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ¿a qué te referis?

LM – Me refiero a que este gobierno de Alejandro Murat dice todo lo contrario a la Comisión de Derechos Humanos, que nos ha dado múltiples apoyos, que nos ha brindado todo tipo de ayuda, que nuestros hijos tienen becas, que nosotros ya estamos reubicados, él informa eso. En cuanto a la realidad nosotros no hemos recibido ningún apoyo del gobierno, ni tampoco hemos tenido ningún acercamiento con el gobierno, ni tampoco nos han brindado apoyo como este gobierno dice, este gobierno no nos ha dado nada, ni apoyo, ni vivienda, ni despensa. Estamos viviendo acá, el último 28 de Julio fueron decomisadas nuestras artesanías por el gobierno Estatal y por el presidente José Antonio Hernández Fragua, entre ellos se pusieron de acuerdo porque no quieren que vendamos, nos dicen que es porque no contamos con permiso. Eso no es justo porque ni siquiera el gobierno nos está apoyando, nosotros vendemos nuestras artesanías para comprar alimentos para nuestros hijos.

PaB – ¿Qué esperanza tenés?

LM – Pues ahorita, vamos a seguir con nuestra propuesta, a exigir a este gobierno, de aquí va a salir la comisión para viajar a México para hablar con el presidente electo, y esperar la respuesta del nuevo presidente.

PaB -Y como mujer, ¿de dónde sacás la fuerza para luchar?

LM – Mire, yo hago todo el esfuerzo por mi gente, porque el gobierno piensa que como somos indígenas Triqui, no sabemos cómo defendernos, eso lo que piensa el gobierno de nosotros, pero mi fuerza es luchar porque hay niños huérfanos que me necesitan, ellos necesitan de mí para tener un hogar digno donde vivir y a pesar de que hubo un múltiple desalojo conmigo, y que este gobierno me ha ignorado yo sigo aún al frente y hago todo el esfuerzo pues yo lo voy a lograr por los niños que me necesitan.

PaB.- Muchas gracias Lorena.

[1] La población indígena de México, que representa actualmente alrededor de 12 % de la población total, es mayoritaria en numerosos municipios rurales, sobre todo en el sureste, y también se encuentra en zonas urbanas.

La vulnerabilidad de los derechos humanos de los pueblos indígenas presenta varias aristas. Se observan violaciones de derechos humanos en el marco de numerosos conflictos agrarios y políticos en las regiones indígenas, y principalmente en el contexto del sistema de procuración y administración de justicia. La discriminación contra los indígenas se manifiesta en los bajos índices de desarrollo humano y social, la extrema pobreza, la insuficiencia de servicios sociales, la manera en lo cual las inversiones y proyectos productivos son puestos en práctica, y la gran desigualdad en la distribución de la riqueza y los ingresos entre indígenas y no indígenas.

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS 60º período de sesiones Tema 15 del programa provisional – Derechos humanos y cuestiones indígenas – Informe del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas, Sr. Rodolfo Stavenhagen.

images
San Juan Copala

 

Gracias por dejar tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.