En la última suba del dolar, en 6 semanas creció la deuda mendocina en mil millones de pesos más…”

En nuestras “Conversaciones al Borde”, tenemos frente a nosotros al Diputado Nacional  (FpV) Guillermo Carmona, mendocino e integrante del proyecto político que encabezaron Néstor Kirchner y Cristina Fernandez,  que gobernó 12 años la Argentina. Dos veces pre-candidato a gobernador de Mendoza; ahora dedicado de lleno a presidir la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados; y a la construcción de una nueva agenda de unidad del peronismo que dé respuestas  y enfrente la grave crisis que atraviesa nuestro país. Para leer o para ver aquí te dejamos texto y vídeo.

 

Una Argentina con matriz neoliberal, dentro de una región que giró a la Derecha
PB: Dos años de gobierno de Cambiemos, una elección en el medio con un triunfo parcial; y a partir de allí, una situación política en ebullición. ¿Cómo lo ves?
G.C: Mi perspectiva parte de una constatación y que es que, en la Argentina se ha instaurado claramente, una matriz político económica que intenta generar una matriz social que no es otra que la del neo liberalismo. Es muy común calificar las políticas de Macri como neo liberales pero hay que tratar de descubrir cuáles son los mecanismos de instalación de esa matriz, se intenta formatear a la sociedad en esa matriz. Generalmente, vemos los efectos de esta matriz y cuesta más identificar las causas del neo liberalismo. Me he dedicado a analizar dos aspectos partiendo de dos lugares, uno el de mi militancia y el otro, desde la gestión como diputado en los temas de política exterior, una de mis tareas.

La matriz neo liberal ha sido instalada por disposición y decisiones de política exterior que han hecho que la Argentina quede inserta en un esquema connatural al neo liberalismo. En la faceta militante veo que hay consecuencias terribles. Ayer estuve en el sur de la provincia y vemos cómo se están demoliendo las condiciones de producción lo que va generando una catástrofe social; muy pronto vamos a tener problemas alimentarios en sectores de la población que no van a tener con qué comprar para comer, ni tampoco con qué producir y desde esa militancia uno ve como hay esquemas económicos que reproducen el neoliberalismo: aumentos tarifarios exorbitantes que complica las condiciones de producción haciendo que muchos productores migren a acciones especulativas, por ejemplo: el bodeguero que deja de producir para comprar LEBACS, no sólo acá, en otras provincias también.
La otra parte que mencionaba: la política internacional. En mi caso, y por las funciones que realizo me han permitido visualizar, con claridad, cómo se van imponiendo las matrices del neoliberalismo en la política económica y social. La política exterior de Macri tiene como función crear condiciones para generar formas económicas en Argentina, cuando Macri se alinea con EE.UU. de manera reprochable o repudiable a mi entender y se presta al juego deTrump de: “te cambio limones por apoyo en mi pelea en Corea del Norte” se crean condiciones para generar una vigencia de matriz de dependencia con EE.UU. que antes no teníamos; o con el DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) que modifica una enorme cantidad de leyes, se crean condiciones internas a partir de una política exterior cuya prioridad es que Argentina entre en la OCDE, un club de países neoliberales que imponen que los países miembros tengan esta normativas. La política exterior tiene como principal función la de crear condiciones externas que llevan a que nuestro país se transforme con las condiciones típicas de un país neoliberal. Buscan la consolidación de un modelo de país.

“La política exterior tiene como principal función la de crear condiciones externas que llevan a que nuestro país se transforme con las condiciones típicas de un país neoliberal. Buscan la consolidación de un modelo de país.”

PB: ¿Esto pasa en Latinoamérica también?
GC: Se ha producido un giro a la derecha que no es casual ni espontáneo, sino que es producto de una acción premeditada de gobiernos extra regionales. El gobierno norteamericano nunca dejó de sostener una posición en favor de la instauración de gobiernos de este tipo en la región. Vemos el acceso al poder de figuras que han modificado la composición ideológica en los gobiernos de la región; este giro no siempre ha sido democrático. Brasil: un presidente de facto como Temer; que se ha intentado dar un barniz democrático pero es una derechización por una situación provocada por un golpe institucional, no hay nada de democracia allí; lo vimos con Lugo en Paraguay y luego un gobierno de facto y luego la “democratización “ con un gobierno de derecha, el giro a la derecha es un fenómeno provocado, no es casual, y viene de un plan de la derecha regional en consonancia con EE.UU. y aliados.
PB: ¿Es posible la intervención militar en Venezuela?
GC: En este momento hay movimientos que implican preparativos para una posible intervención militar, no está del todo claro, hay movimientos de tropas de EE.UU. a Panamá; en Colombia, Guyana , y también de tropas brasileñas. No podemos saber hasta que punto es amenaza o hecho concreto. Pero no es lo más grave, hoy la intervención política impide que Venezuela salga de los problemas, tiene que ver con una política de aislamiento, y que, a veces, el aislamiento es peor que las escaramuzas militares. Creo que además estamos ante la emergencia de un espacio de la derecha latinoamericana, el Grupo de Lima, que viene a romper con la tradición latinoamericana de no injerencia y con la solidaridad entre los pueblo y gobiernos latinoamericanos a intentar consolidar la permanencia de los gobiernos de derecha en la región.
PB: Viniendo hacia la Argentina, algunos juristas y estudiosos del Derecho sostienen que se está violentando el estado de Derecho en la Argentina.
GC: Hay acciones gubernamentales que implican, sin lugar a dudas, violaciones del estado de Derecho, configuran hechos o circunstancias que producen impacto sobre la institucionalidad democrática. Hay que ser cuidadosos porque se puede afectar, circunstancialmente, el estado de Derecho que no significa ruptura del orden constitucional pero que produce daños importantes. Cada vez que un juez no se ajusta a la legislación y aparece con una acción persecutoria hacia la oposición es algo que daña al estado de Derecho. El problema es que estos daños parciales van generando condiciones de debilitamiento de nuestra democracia , entramos en zona de muchísimo riesgo , falta de garantías, debilitamiento en la división de poderes. Y hay uno que es el más dañino que es la credibilidad del sistema democrático, y que expresa el crecimiento de la anti política, la aparición de expresiones que buscan capitalizar el rechazo a la política; fruto del descreimiento que produce el no funcionamiento de las instituciones; también un Poder Judicial muchas veces discrecional y arbitrario, un Poder Ejecutivo que se arroga facultades del Legislativo y pone como modelo a seguir la violación de derechos humanos y la violencia institucional (caso Chocobar), y un poder Legislativo que no asume las facultades de decirle al presidente que afecta la el estado de Derecho con tal decisión. Esto ha sido promovido por el oficialismo en la Cámara y sectores de la oposición que acompañaron bajo un mal entendido concepto de fortalecer la gobernabilidad.
images (1)
Mendoza víctima del centralismo y un gobierno de decorados
PB: Volviendo a Mendoza, cuestionaste fuertemente la aprobación del presupuesto que dicho en criollo “no era negocio” para la provincia.
GC: Estamos ante el gobierno en democracia más centralista, hasta me animo a decir de la historia argentina, son todos porteños, presidente y ministros y ejercen el gobierno desde una concepción centralista. Esta es mi mayor crítica hacia las iniciativas del gobierno nacional y el acompañamiento de la provincias en el denominado consenso fiscal, que posibilita una transferencia de recursos fenomenal desde las provincias hacia la provincia de Buenos Aires y la CABA. No es un problema con los porteños, pero no me gusta cuando se toman decisiones sólo pensando en una porción del territorio nacional, y además que sólo benefician a l poder económico que tiene residencia allí. El macrismo ajusta sobre los sectores populares y las provincias y transfiere en dos sentidos de abajo hacia arriba, favoreciendo al 10% (que pronto será menos) y hay transferencia de la periferia hacia el centro. Es un gobierno de centralistas que gobierna con un concepto de centralización sabiendo que favorecen a los más ricos; no se los puede acompañar de ninguna manera. La brutalidad se ve cuando el ajuste que benefició con cien mil millones de pesos para Buenos Aires se hizo sobre los jubilados, eso es brutalidad. Hay otros ajustes como a los trabajadores y programas sociales, las tarifas también, pero sacarle a los jubilados para darle a Vidal y Larreta para que hagan populismo de derecha, esto es lo más complicado.

“La brutalidad se ve cuando el ajuste que benefició con cien mil millones de pesos para Buenos Aires se hizo sobre los jubilados, eso es brutalidad. Hay otros ajustes como a los trabajadores y programas sociales, las tarifas también, pero sacarle a los jubilados para darle a Vidal y Larreta para que hagan populismo de derecha, esto es lo más complicado.”

 

PB: En Mendoza parece que importaron ese modelo de embellecer la ciudad a costo de enormes desigualdades.
GC: En el tema de la obra pública hay que prestar atención, porque parece que no se puede discutir sobre las obras que se ejecutan, los legisladores criticamos el metro bus en Guaymallén y nos dicen: “que criticamos a los que hacen”, con la Costanera igual si pedimos informes . Hay que preguntar porque detrás del gran decorado ves que se demuele la producción, los trabajadores sin trabajo ni perspectivas y un deterioro social que es claro. Hasta qué punto es ético hacer estas obras, con este deterioro económico y social; destinar recursos para obras que además producen inconvenientes, como el caso del carril Godoy Cruz que ya tendría que estar terminado y está al treinta por ciento. Entonces cierran los comercios, cortan el tránsito, la congestión vehicular de la zona urbana es escandalosa. En el caso de Guaymallén con los concejales vimos el corte que va a producir en la circulación el metro bus. Es un modelo imitativo del de Macri en CABA, no está mal hacer obras pero hay que priorizar. Tenemos la vitivinicultura, la frutihorticultura, la metalmecánica, todas en caída, los hidrocarburos también, el comercio que cae por el factor Chile, además, se deterioran los servicios, los empleados públicos a los cuales se les imponen condiciones restrictivas desde lo salarial y las condiciones de trabajo. Es complicado y la prioridad no tiene que estar en la ornamentación sino en poner en marcha la provincia, y en eso el gobierno de Cornejo en no está haciendo nada. Pero hay otro aspecto que es la deuda pública; en las últimas semanas con el aumento del dólar creció la deuda en mil millones de pesos más, esto se esconde, sólo lo dicen algunos periodistas con consciencia social; la deuda contraída en dólares la pagás en dólares, si el dólar vale quince y al mes veinte, así crece tu deuda y esos recursos se les quitan a la producción a, los trabajadores, el gobierno de Cornejo es una imitación de lo que propone Macri a nivel nacional.
descarga
foto: los andes.com.ar
El arduo trabajo de la unidad y “vamos a llegar”
PB: Sos un hombre político, desde el peronismo y el Frente para la Victoria acompañaste a Néstor y a Cristina desde el principio. Hace poco tiempo participaste de la reunión en la UMET de distintos sectores del peronismo. Contanos cómo fue esa experiencia, cómo se gestó y cómo puede repercutir para encarrilar esa situación de fragmentación que atraviesa al peronismo.
GC: Fue muy importante, una de las experiencias de acercamiento en favor de la unidad. Hay otros acercamientos que también son auspiciosos. El hecho de que figuras del kirchnerismo, el massismo y el randazismo hayamos compartido un mismo espacio (es muy bueno el título de la nota de Martín Granovsky en Página 12 que puso: “Una tarde en la que nunca se dijo la palabra Traidor…”, (risas). Creo que así se van construyendo posturas y pensamientos en común, con los matices que existen. Participé como panelista “los desafíos de la política para el campo nacional y popular”. Y planteé que como expresión del peronismo que gobernó durante 12 años a la Argentina, y que nos gusta decir y sobre todo cantar que vamos a volver. Creo que hay que reemplazar eso por una perspectiva de que vamos a llegar, porque si no, parece que vamos a volver con los mismos que protagonizamos para reproducir las mismas condiciones, y la verdad que la Argentina que vamos a gobernar es, sustancialmente distinta, con nuevos problemas, la mayoría generados por el actual gobierno, y que eso va a implicar que seamos parte de una construcción distinta, y no actuemos solamente los que estuvimos en esa etapa histórica, sino junto a otros que serán los que estén decididos a cambiar las cosas. Que nos dé una posibilidad de construir correlación de fuerzas que nos permitan hacer y desandar en los aspectos de la matriz neoliberal. Entonces vamos a llegar juntos, casi con el mismo proyecto político, el nacional y popular; pero hay que asumir nuevos desafíos y nuevas agendas, nuevas políticas. Por ejemplo, ética pública que podemos asumir y desarrollar porque fue descuidada en nuestra gestión, y esto le hizo las cosas muy fáciles a la derecha, al identificar al peronismo con la corrupción; nada nos impide tenerla en favor de la transparencia y evitar la permeabilidad de las operaciones del sector privado sobre el Estado. Una agenda ambiental que no tuvimos; yo fui secretario de Ambiente provincial con Néstor y Cristina y no era un tema que tuviera un lugar importante y central y hoy, hay problemáticas ambientales relacionadas con la salud como las fumigaciones y otras; o una agenda de un Estado eficiente y proactivo que pueda plantearse en todas las áreas de gobierno, también el federalismo es una agenda inconclusa, más allá de que en nuestro gobierno, yo creo, se avanzó en equidad territorial y en los desarrollos regionales, pero nos acusaban de centralistas igual. Hay que asumir que no podemos proponer lo que ya hicimos, no nos van a acompañar así presentemos los mejores candidatos. Una agenda que parta de nuestras convicciones e incorpore estas temáticas. Claro que industrialización, redistribución de la riqueza, mejora educativa, desarrollo científico y tecnológico no se pueden dejar, hay que agregar lo que responda a los desafíos de este momento.

“Entonces vamos a llegar juntos, casi con el mismo proyecto político, el nacional y popular; pero hay que asumir nuevos desafíos y nuevas agendas, nuevas políticas. Por ejemplo, ética pública que podemos asumir y desarrollar porque fue descuidada en nuestra gestión, y esto le hizo las cosas muy fáciles a la derecha,..”

PB: ¿Hay una discusión social sobre las relaciones de género, crees que también forma parte de la agenda?
GC: Si claro. Me produjo una enorme satisfacción el día que en el Congreso se articuló casi entre gallos y medianoches (risas) la paridad de género electoral, fue un gran paso, una gran medida; tengo una enorme admiración por las compañeras que impulsan esto y por los compañeros que no tienen pruritos, que asumen que la agenda de género no es de las mujeres sino que tiene que ser compartida, al igual con lo vinculado con la diversidad. En Mendoza se tiene que consagrar esto en la Legislatura provincial, y no sólo en lo electoral sino en lo laboral, en lo cultural, lo social.
El peronismo de Mendoza con los ojos al costado
PB: El peronismo de Mendoza sacó más votos en las PASO y retrocedió en la general. ¿Por qué y cómo se supera?
GC: Es un problema de la dirigencia que mira más para el costado y no de la militancia. Nos hemos transformado en una dirigencia mezquina que mira más al competidor que para adelante, me dolió mucho lo que ocurrió porque se rompió algo que habíamos construido en los doce años en Mendoza. A mí me tocó enfrentar a Jaque en 2007 y quedé dolido por la derrota y sin embargo nos juntamos y ganamos la provincia a partir de un trabajo conjunto. Depuse, tuve diferencias con la candidatura de Paco Pérez, había compañeros que planteaban que fuéramos por fuera, y sin embargo, fuimos juntos y volvimos a ganar la provincia . En 2015, que enfrenté a Bermejo se sacó más votos en la general que lo que habíamos sacado los tres candidatos de PASO. Ahora en 2017 creo que lo que pasó fue que como fruto del retroceso después de 2015, en esta elección los que ganaron y los que perdieron no tuvieron la actitud de priorizar que ganara el conjunto. Me apena eso, y recuerdo que Néstor Kirchner nos decía algo, cuando éramos poquitos, que nos matábamos entre nosotros, un día él vino a Mendoza y dijo “si ganamos hay lugar para todos y con las actitudes que ustedes tiene perdemos y olvidémosnos de todo, no hay chances de ganar así”. Funciona así. Hay otro aspecto que no me duele sino que lo repudio y es que Cornejo se metió en la interna y operó en la general poniendo en el centro del ring a un candidato que no era peronista, no era político ni nada, me refiero a Ramón. Hay que reconocer una habilidad de Cornejo para debilitar al adversario. Y creo que lamentablemente algunos peronistas se prestaron a esas acciones. Hay que cambiar actitudes, pero no se le puede decir eso a la militancia, esto es para todo aquel que se sienta dirigente, tenemos que pensar en eso. Yo creo que los cuadros del peronismo son mejores que los del radicalismo, uno nuestro es mejor que alguien de otra fuerza política. Es un proceso difícil que se logra reconstruyendo la solidaridad, vale la pena intentarlo.
images
Carmona en el congreso

“Nos hemos transformado en una dirigencia mezquina que mira más al competidor que para adelante, me dolió mucho lo que ocurrió porque se rompió algo que habíamos construido en los doce años en Mendoza.”

Preguntas al Borde
PB: ¿ Quién es Dios para Guillermo Carmona?
GC: Soy cristiano y esa es mi concepción, pero pondría énfasis en el ser creador, y no en el Dios que castiga sino en el que libera. Ahora, quien es Dios para los cristianos está simbolizado en Jesucristo.
PB: ¿Cómo convivís con la muerte?
GC: La verdad es que no es un tema muy presente en la cotidianidad, así es que no convivo mucho con esa idea. Si me han dolido la muerte de los seres queridos, caso de mi padre. Tengo una circunstancia que la asocio naturalmente con el caso de mi papá que murió pocos días antes de Néstor, están asociadas las dos figuras muy fuertes; mi padre era el guía de la familia y ejemplo, un gran hombre; y con Néstor la muerte de un gran político, una de las referencia fundamentales en mi trayectoria política. Por eso cuando me preguntas esto y asocio estas figuras no se me aparece como hecho fatídico sino con gente que sigue estando, la muerte como circunstancia de la vida más asociada a poner valor a lo que se ha vivido, que la pérdida que se ha sufrido.
PB: ¿A qué le tenés miedo?
GC: Hacia mi persona no tengo esa sensación de miedo. Si hacia los demás, mis hijos, mi esposa, familia, seres queridos. Temo por el país, los riesgos que vive nuestra sociedad, no vivo con miedo la actividad política ni la cotidianeidad.
PB: Aborto ¿a favor o en contra?
GC: Yo estoy en contra de que sigan muriendo mujeres por la actual situación de abortos clandestinos, por lo tanto, estoy a favor de que se abra un debate y se discuta de qué maneras evitamos ese terrible problema sanitario de salud que estamos viviendo en Argentina, creo que uno de los instrumentos es la educación sexual, la prevención y creo que es necesario que el sistema sanitario dé una respuesta a las mujeres que decidan interrumpir el embarazo.
PB: Fantaseamos con que estás en un bar y sos amigo de Macri, ¿que consejo le darías?
GC: Te digo que no podría ser amigo de él porque existe un abismo social entre él y yo. Cuando me lo he planteado he podido superar ese abismo. Yo soy de clase media y me he podido hacer amigo de gente de sectores privilegiados pero comprendí que Macri expresa a una clase alta que no tiene la actitud de relacionarse con los otros sectores sociales, no siento que él pudiera interesarse en ser amigo de un tipo como yo. El tiene una definición de clase de élite económica y social que conforman, que impostan situaciones de cercanía y empatía con sectores sociales populares y medios, no puedo ser amigo de alguien así.

Aborto …estoy a favor de que se abra un debate y se discuta de qué maneras evitamos ese terrible problema sanitario de salud que estamos viviendo en Argentina, creo que uno de los instrumentos es la educación sexual, la prevención y creo que es necesario que el sistema sanitario dé una respuesta a las mujeres que decidan interrumpir el embarazo.

images (2)
Nos marchamos con el equipo de Palabras al Borde que tuvo a su cargo la producción de esta nota:
Lic. Rodrigo Aguilar, dirección y producción general
Ruben Sahid: Cámaras y Video
Roberto Rey: Cámaras, Edición y puesta on line
Mariano Ozán: Producción General
Síganos en nuestra Fan Page de Facebook: https://www.facebook.com/palabrasalborde/
Comente, difunda, comparta, critique, construya, todo esta permitido…

 

Gracias por dejar tu comentario