Espacio público y espacio privado en la Edad Media

Cuerpos, adornos, belleza, otredad y cuerpos pecaminosos en la medievalidad.

Otro gran trabajo se nuestro historiador favorito el Lic.  Sergio Eschler su tema de hoy es un recorrido por los bordes de lo publico y lo privado desde una mirada integral en esa etapa histórica conocida como Edad Media. Aquí abajo una introduccion y clickeando acá el trabajo completo 

La Edad Media tuvo poca consideración en ciertos períodos y escuelas historiográficas. Su mismo nombre indica “edad intermedia” porque se la caracterizó como un enlace temporal entre dos eras luminosas Roma y el Renacimiento. Es importante destacar, que dicha temporalidad es una época de renovaciones antes que de renacimientos, por los tanto su oscurantismo clásico es cuestionable o puesto en debate por cierta historiografía contemporánea. En el presente, convivimos con muchas cosas que se inventaron en la Edad Media como las agencias de viajes, el banco, la partida doble, el cheque y las universidades. Según Umberto Eco, dicha medievalidad es una especie de juego de laboratorio que cimiento varias prácticas cotidianas de la humanidad.

En el presente trabajo pondremos a dialogar el espacio público y privado medieval, mediante el análisis de los cuerpos, adornos y vestimentas, la belleza, la salud y la prostitución abordada desde ámbitos psicológicos y espirituales y tensionando entre cuerpos pecaminosos y amor espiritual. Bajo estos tópicos, veremos como hubo transgresiones a los cánones tradicionales y como jugaron influencias extranjeras en dichas historias.

castle-2704287__340

En general estatus, riqueza, confesión comportaban apariencias diferentes, aspectos que también variaron según los tiempos, intereses mercantiles, modas o influencias extranjeras, sobre todo sobre el final del Medievo y preferentemente en Italia. Las ciudades estados se vieron obligadas a promulgar leyes suntuarias para poner coto a dispendios exagerados de grupos que deseaban expresar su poder y prosapia o de emergentes que tenían mucha fortuna.

Para entender las nuevas tendencias historiográficas en historia medieval, en general, la transformación del quehacer histórico hemos de recordar la frase de Marc Bloch: “la historia es ciencia del cambio”, Las novedades en labor histórica no implican el desconocimiento u olvido de obras anteriores, sino la puesta en valor de nuevos enfoques, encuadrados en ideas de avanzadas, que de ningún modo significan ideas completas, criticadas o modificados por historiadores posteriores, pero que nos permite construir una fecundidad sobre el proceso histórico señalado, que nos habilita a conocer todas las moradas de la Historia, con el fin de que florezca el futuro y la compresión del presente. Por ahí, aquel pasado lejano en tiempo y espacio, es una lección para contemporaneidad inesperada.

photo-2529307__340

Gracias por dejar tu comentario