Escupirse al espejo

Elecciones 2017 en Mendozza y en la Argentina, demasiadas novedades y preguntas para hacer. Aqui el sociólogo y escritor Marcelo Padilla nos acerca sus reflexiones. 

 Escupirse al espejo

Por Marcelo  Padilla

descargaLa “ciudadanía” (noción liberal si las hay) ha votado en las últimas elecciones en todo el país y elegido herirse asímismo. Se ha mirado al espejo y escupido. La metáfora del espejo tiene sus cuitas. El espejo es la apariencia, el reflejo de sus miserias construidas al calor de la batalla cultural mediática que se libra en la argentina. No se escupió la cara directamente, lo ha hecho por transferencia a la virtualidad de su representación en otro cuarto oscuro, el baño. Acá no se trata de respeto a la ciudadanía por el ejercicio  de su decisión -si decimos eso caeríamos en la conclusión de un debate que debe más bien abrirse que cerrarse en la típica frase “los pueblos nunca se equivocan”- . En todo caso hay intereses y poderes superiores que han llevado a la población argentina a legitimar este ciclo hegemónico denominado “macrismo” que ya destierra la idea de su caída al estilo 2001. Si el poder real (grupos económicos concentrados más la militancia diaria de los medios-al menos el 90% de ellos- y los favorcitos de sectores del propio peronismo que surgieron hace un par de años desvinculándose de la figura de CFK) da guadaña redoblando la apuesta luego de la desaparición de Santiago Maldonado, anunciando la reforma laboral antes de las elecciones, y la suba de los combustibles, es porque sabe que es el momento de apretar el acelerador contra quienes consideran son los verdaderos cuestionadores de su poder.

images

Cuando digo “la ciudadanía ha elegido” me refiero a los votos propios que el PRO ha conseguido ganar en estos últimos dos años de la mano de la estrategia de estigmatización a los sectores más vulnerables, especialmente a sus representantes. La Tupac, los mapuches, Unidad Ciudadana. En base a ese nuevo eje del mal argentino, la tríada maldita a la que hay que encarcelar y militarizarles la vida cotidiana hasta llevarlos a la cárcel en el caso de La Tupac, la represión permanente a los mapuches del sur argentino en las tierras de Benetton, y las millones de tapas y grafs de los medios acusando a CFK, y a su entorno, de corrupción. Como en la película The Truman Show la sociedad mira por televisión un reality inventado donde el protagonista cree vivir la realidad y la audiencia lo confirma por el seguimiento morboso de los pasos cotidianos del hombre que llega en el barquito a un mar abierto “aparente” que no es más que un fieltro pintado con el paisaje representado. Así funciona el macrismo hoy en la argentina. Y cuando nombramos al macrismo ya debemos considerarlo un ciclo iniciado con fortaleza refrendada a dos años casi de la asunción formal. Es el cinismo armado y foquista en términos comunicacionales que hace del Estado un aparato cerrado que crea focos de intervención con cirugía mayor, que paradójicamente genera esperanzas y expectativas en una buena porción de los sectores bajos, en la mayoría de la clase media y en forma casi absoluta a la oligarquía, es decir a los empresarios que se juntan en el coloquio de IDEA para expresarles al gobierno (que ya se puede decir es de ellos) los caminos a seguir. Los empresarios contentos… es una señal.

Como en la película The Truman Show la sociedad mira por televisión un reality inventado donde el protagonista cree vivir la realidad y la audiencia lo confirma

Errores en las representación de los sectores populares que no han logrado superar prácticas excluyentes hubo. Para qué negarlo si la realidad en la dispersión de los mismos ha mostrado poquísima generosidad para la hora que nos toca. Lo cierto es que en Mendoza el peronismo que fue con el sello SOMOS MENDOZA terminó en un rotundo fracaso electoral. Hay varios motivos, muchos más que los que se pueden enumerar en este escrito. Pero empecemos con algunos.

1- La Unidad entre sectores peronistas de las intendencias locales con el kirchnerismo ligado a la figura de CFK fue una fantochada pegada con moco por necesidad de ambos. Si no iban juntos no entraba ninguno. Los famosos e inentendibles 15 puntos del acuerdo no sirvieron para que se los tomaran en serio los electores, ni tampoco los que los suscribieron, es decir, los dirigentes. La Figura de Omar Félix era ya una gran traba para el electorado que no veía en el sanrafaelino a un hombre SERIO Y CONFIABLE. No porque no lo sea, tal vez demasiado serio y poco confiable en todo caso, si tomamos en cuenta que en su mudez sobre lo que viene sucediendo en la provincia y el país, ha dicho mucho. El silencio también habla. Y en muchos casos ese silencio más que discreción y prudencia se transforma en complicidad. Como la de los intendentes, que hicieron todo lo posible por no enfrentar nunca a Cornejo ni a Macri, por miedo a no se sabe qué, tal vez por intuir que mientras más cerquita mejor. Pues bueno, la realidad ha demostrado en las urnas que los que estuvieron muy cerquita perdieron hasta en sus propias comunas: San Martín, San Rafael y Maipú. La ola amarilla de Urtubey, la de Abal Medina y el Chino Navarro que no entraron, la del mismo Randazzo que cumplió con ese escuálido 5% para erosionar la figura de CFK. Entonces lo que llama a pensar estas determinaciones del electorado es que si te acercabas demasiado perdías hasta en tu propia casa. Y eso pasó. Venían frenados hace dos años y solo se movieron para las PASO y las generales. Tarde.

descarga (1)

Como la de los intendentes (azules), que hicieron todo lo posible por no enfrentar nunca a Cornejo ni a Macri, por miedo a no se sabe qué, tal vez por intuir que mientras más cerquita mejor

2- Por otro lado, la Unidad Ciudadana a la mendocina fue la que más se movió en torno a meter candidatos en los concejos deliberantes y en la legislatura. Pero no alcanzó. Hay un hecho que todavía creo hay que analizar: se largaron solos con el spot SOMOS CRISTINA y después llamaron a que se los acompañara. Piña y te voy a rescatar de la piña para pasarte una gasa por las heridas. Así es que tampoco en la Unidad ciudadana a la mendocina se logró la unidad real y abarcativa. Por más que digan desde ese núcleo que luego los invitaron a todos a participar, la piña seguía doliendo dejando inmovilizados a muchos. Se hizo todo muy rápido… selectivamente. Por eso faltó.

Sin embargo descarga (2)al menos fueron los únicos que se plantearon una lucha más frontal contra el modus operandi de Cambiemos en la provincia. Hoy el desconcierto es total en todos y todas. Y es de esperar, como ya lo hizo Adolfo Bermejo, que las acusaciones sean cruzadas mirando al otro como el culpable sin autoevaluarse. Aunque es temprano todavía por el shock, en algún momento deberá hacerse.

Así es que tampoco en la Unidad ciudadana a la mendocina se logró la unidad real y abarcativa. Por más que digan desde ese núcleo que luego los invitaron a todos a participar, la piña seguía doliendo dejando inmovilizados a muchos. Se hizo todo muy rápido… selectivamente

3-La construcción de “Ramón Vadillo & asociados”, casi una inmobiliaria que tuvo que cambiar el nombre PROTECTORA, demasiado parecido a una crema, por el de Partido Intransigente (un deja vú) fue eficaz en tanto tengamos en cuenta que fue un invento de los medios. Por más que el hombre del megáfono saliera hacer esas tonterías en las calles con cara de Benny Hill lo cierto es que ese invento funcionó a tal punto que metió un diputado nacional y legisladores provinciales. Es la tercera fuerza política hoy en Mendoza desplazando al FIT que quedó sin nada a nivel nacional. La inmobiliaria fue inflada desde hace un año más o menos por los propios medios porque sabían que con sus posiciones de defensa al consumidor podían bloquear acciones de resistencia, conducir a los más críticos de Cornejo y Macri a su espacio como novedad de la política. Los inventos no son novedad en Mendoza. Las terceras fuerzas  de ese estilo las conocemos hace rato. Habrá que ver cómo se plantean ahora sus movimientos habiéndose transformado en la piedra del zapato del peronismo y la izquierda…. y no se sabe si lo serán para el oficialismo.

images (1)descarga (3)

Protectora…Habrá que ver cómo se plantean ahora sus movimientos habiéndose transformado en la piedra del zapato del peronismo y la izquierda…. y no se sabe si lo serán para el oficialismo.

4-En definitiva: quedarse callado no garpa, hacer armados primereando te puede salir bien o mal. Salió mal. Hasta que no se adopte una visión más de conjunto, en pos de un frente electoral de los sectores opositores que incluya a la izquierda y a la inmobiliaria más el peronismo tradicional, creo, tenemos “macrismo radical” para rato en la Pro-vincia. Los dirigentes son los que tienen que evaluarse esta vez al espejo y escupirse, fuerte, para que les rebote.

Un comentario sobre “Escupirse al espejo

  • el 24 octubre, 2017 a las 7:45 pm
    Permalink

    Clarísimo y acertado análisis, como siempre querido “Barbarie”

    Respuesta

Gracias por dejar tu comentario