QUÉ SOMOS…?

Al borde. Delimitados por líneas, marcos, señalamientos que marcan fronteras y reparten sentidos, etiquetas y significados del complejo cultural en el que estamos y donde las relaciones de poder se mimetizan y adueñan de estas fronteras convirtiéndolas en otro dominio de la mercancía. 
Y las palabras. Y que no son solo del tipo dibujos en papel sino que las imágenes, la música y las expresiones de los sujetos son palabras también, sacadas en distintas ”lenguas”. Que no son distintas a las voces o que les pertenecen a las voces de los sujetos. Que por estar sujetados somos atravesados por esas líneas del borde de las fronteras y ahí va el combate. Para atravesar los espacios y ampliar el mundo. Pero más que nada desbaratarlo y reconstruirlo imprescindiblemente.
Porque las mercaderes de todas las mercancías que el cordero echo a patadas del templo nunca se fueron y levantan artefacto tras artefacto; y se la llevan, en pala. O nos la llevan para precisar. Porque conocernos enredados en la red es una posibilidad. Una hendija de luz. Para romper relaciones radiales y enredarlas. Para compartir la humanidad plena que desprecia el capitalismo actual cuando concentra y desiguala. Democratizar las palabras es traerlas desde el borde y enredarlas para que se suelden y articulen las mayorías en causas, en micro y macro gestas épicas, trabajadoras.
Porque la teoría es una práctica. Un hacer. Una practica teórica que produce significados para explicarnos el mundo los unos a los otros y donde todos sabemos cosas. Trabajamos con las ideas porque ellas nos llevan al paraíso de los trabajadores: La patria libre, justa y soberana.
Bienvenidos a las palabras al borde o mejor pensado bien venite; porque aquí… : “cualquiera puede cantar”.

Gracias por dejar tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.